Tributo con nuevos retos

MSc. Mª de los Ángeles Cordoví Fernández

El año 2020, al decir del Presidente cubano Miguel Díaz-Canel, ha sido duro y difícil como pocos. Pasará a la historia con récords de nuevos retos. Pudieran mencionarse disímiles, que no son pocos.

Al inicio de la “llegada” del virus de la COVID-19 al territorio nacional, las primeras reacciones y modos de hacer estuvieron regidos por el estricto cumplimiento de las medidas orientadas por el organismo competente, con una mezcla de incertidumbre hacia lo desconocido con alta  letalidad. Se le sumaba  un efecto psicológico nada fácil de describir, en cubanos confinados por su vulnerabilidad e incluso en aquellos que por integrar el ejército de batas blancas enfrentaban la pandemia en la primera línea de combate.

Luego, cuando hubo tiempo para procesar el fenómeno, brotó la creatividad frente a la necesidad de buscar alternativas que mantuvieran vivas la producción y los servicios.

La presente fecha marca en el calendario nacional, la jornada de homenaje a los educadores. Justo es entonces, dedicar esta página a la expresión del merecido tributo. Sin embargo no bastaría con el habitual reconocimiento, porque el de este año debe elevarse ante la manifestación agigantada de talento irreverente de los pedagogos criollos, que no se dejan abatir por la contingencia.

Foto de Roberto Suárez
Tomado de: http://www.tribuna.cu

Impresiona entonces saber que los círculos infantiles se mantuvieron funcionando y cuando se decidió por las autoridades reiniciar el curso escolar interrumpido, se las arreglaron para laborar con estrictas medidas sanitarias que protegieran a los infantes. La enseñanza primaria inició el curso 2020- 2021, por cierto en fecha gloriosa y está poniendo en vigor iniciativas que evitan el contagio,  consolidan los conocimientos de los alumnos y refuerzan las influencias educativas en materia de hábitos higiénicos, en relación con el uso y repuesto de los nasobucos de cada día y el modo original de hacer que los pequeños aprendan buenas prácticas para el lavado de las manos… “haciéndoles actuar como adultos desde la inocencia”.

Pero antecediendo estas orientaciones, se supo de maestros que desarrollaron actividades de consolidación y retroalimentación con sus alumnos de primaria, mediante telefonía personal fija y móvil, lo que reforzaba al mismo tiempo valores como la solidaridad y el trabajo en equipo.

Teleclases en Cuba
Tomado de: http://www.guerrillero.cu

Como colofón habrá que recordar el sistema de clases realizado en los peores momentos de la enfermedad, empleando la “parrilla televisiva” del Canal educativo y hasta de Tele Rebelde, dirigido a estudiantes de edades y niveles diferentes, lo que tuvo un hito de novedad al incluir orientaciones para la primera infancia.

Y que conste, los maestros también fueron mensajeros y distribuidores de alimentos en centros de atención a los grupos más vulnerables.

¿Y los de PREGER? ¿A qué se dedicaron “los profes”?

Foto: PREGER

No fueron excepción.

Comenzaron dos cursos a distancia destinados a elevar la profesionalidad de trabajadores no docentes, lo que ya esta página publicó en su editorial de junio, titulado Invitación a la reflexión. Le siguieron cuantiosos procesos de actualización de programas de estudio, que modificaron “desde casa” elementos obsoletos o que sencillamente atendían necesidades de cambio por causas diversas. Por añadidura, le fueron incorporadas a tales programas sus orientaciones metodológicas. El colofón de los retos, fue la asunción de proyectos de capacitación, a partir de las solicitudes de clientes diversos, en tanto fueron heterogéneos según su procedencia, provenientes de una gran empresa, una cooperativa no agropecuaria, un grupo de especialistas de la comunicación a nivel de la nación, la Dirección general de transporte de La Habana y hasta trabajadores por cuenta propia.

Foto: PREGER

De modo que, los educadores cubanos de cualquier subsistema y/o nivel de enseñanza, han enfrentado en este contagiado 2020, un año de retos, que no solo movilizaron resortes del campo de las actitudes, sino también de las aptitudes; de lo volitivo, lo cognitivo y hasta de lo afectivo.

La humanidad ha sido harto elocuente, en eso de parir grandes soluciones a grandes problemas.

Vaya entonces un tributo diferente. Un homenaje de gigantes. Un reconocimiento de máximo respeto, a quienes han tenido que revolucionar el cómo de su hacer.

¡Y que esa actitud de conciencia,
para  maestros en formación,
sea una hermosa lección
del poder de la resiliencia!

6 comentarios sobre esta entrada

  1. Debemos reconocer en esa grandeza de la obra de los educadores cubanos, la labor de los que se desempeñan en las escuelas para niños con necesidades educativas especiales, que hasta a sus casas fueron para no dar chance a la pérdida de tiempo; qué difícil en esos casos enseñar con nasobucos de ambas partes y con trastornos psicológicos que no entienden de distanciamiento y demás medidas. Son grandes los educadores cubanos…

  2. Una excelente síntesis de la obra de los educadores en los diferentes escenarios…. En nuestra Escuela Ramal sobran ejemplos de cuánto tuvimos que hacer en estos difíciles tiempos, pero, finalmente podemos disfrutar este 22 de diciembre de 2020 los resultados con todo el equipo grande de PREGER.
    Felicitaciones para todo nuestro equipo de trabajo. Gracias profe Mary por regalarnos este maravilloso articulo.
    Un abrazo grande para usted

  3. Es reconfortante pertenecer a un equipo de trabajo de prestigioso profesionales de la educación.
    Un artículo muy bonito regalado como siempre por nuestra profe.
    A nuevos tiempos, nuevas ideas, las cuales alcanzaremos con unidad
    Felicidades a todos los educadores en nuestros día

  4. Este artículo de la querida compañera Mary, expresa la solidaridad, el interés y altruismo del profesorado cubano en este 2020, ello ha sido posible porque somos herederos de la rica tradición pedagógica cubana, cuyo hilo conductor se inicia con Varela, continúa con Saco, Luz, Mendive y Martí, y se consagra en el siglo XX con el ideario pedagógico de Fidel. Queda ahora a la nueva hornada de historiadores de este siglo, inscribir páginas gloriosas de la enseñanza en Cuba,este texto pudiera ser un punto de partida.

  5. Al decir de mi colega María de los Ángeles Cordoví, la conciencia de los educadores cubanos y en particular los de PREGER, muestran la capacidad de resiliencia.

    Ahora nos corresponde fortalecer nuestro compromiso para orientarnos hacia un futuro mejor. Somos, los maestros, los principales comunicadores de la política del Estado cubano

  6. La Educación a Distancia es uno de los retos que debemos enfrentar en el futuro inmediato, lo que nos exhorta a dar continuidad a la mejor tradición pedagógica cubana al enfrentar un gran desafío, para el que habrá que hallar muchas respuestas, nuevas y originales aportaciones y cuyos frutos se revertirán en beneficio para la institución, para el sector y para la continua forja de nuestra nación.

Los comentarios están cerrados.