El esfuerzo siempre tiene su recompensa

MSc. Julia Reina Montesino Pérez

En PREGER, la Escuela Ramal del Sector del Transporte, se ha construido una familia profesional que permite andar con confianza y entusiasmo. Cada miembro de esta familia encuentra en el otro el respeto y la colaboración para el trabajo, e incluso, el apoyo incondicional en momentos en que la vida que se construye fuera del entorno laboral no sonríe.

Y es que en PREGER crecen los desafíos y con ellos se hacen intensos y necesarios los aportes individuales y colectivos. Por eso no importan las circunstancias, ni los miedos, ni los tropiezos. Lo que interesa es que cada trabajador se sienta parte y contribuya a los éxitos que se obtienen.

Hoy ha sido un día especial, en tanto nos hemos reunidos todos, de vuelta a esta casa grande, para dar la bienvenida al 2021 y agradecer la presencia de los demás. Para esta vez se ha reflexionado, desde la conversación de una niña, en lo importante de la vida, que como un tren viaja distancias insospechadas, con personas que te acompañan por caminos fáciles o por empinadas colinas.

Tomado de: Internet

La ocasión mereció ser acompañada por un discurso colectivo, que a viva voz, dejó claro que el esfuerzo y la motivación deben ser ingredientes especiales para cumplir los retos y metas propuestas. Esto es un regalo de PREGER;  aunque su autor es desconocido, ha de convertirse en nuestra recompensa:

1.- El esfuerzo siempre tiene su recompensa, es cosa de valientes, de aquellos que no tienen miedo al fracaso, sino que lo ven como una oportunidad para levantarse y aprender de la experiencia para continuar adelante hasta lograr lo soñado. Esta es su recompensa.

2.- El esfuerzo nos permite entender que siempre se puede dar un paso más, que no somos de los que se quedan en el camino, de los que vence el cansancio, que al final del arcoíris siempre hay un tesoro que encontrar y que allí nos está esperando. Esta es su recompensa.

3.- El esfuerzo no nos deja ver puertas cerradas, nos permite ver puertas por abrir. Que por cada puerta que se cierra otras tantas se abrirán para encontrar lo que buscamos. Esta es su recompensa.

4.- El esfuerzo nos enseña a ver los problemas como: asuntos por resolver. Asuntos que al ser solucionados, nos permitirán avanzar al logro de nuestro objetivo. Esta es su recompensa.

5.- El esfuerzo nos hace sordos a las voces del fracaso y ciegos a las nubes negras que auguran una tempestad. Solo nos permite escuchar que sí lo lograremos, que solo falta un poco más, y nos permite visualizar no el monte por escalar, sino la satisfacción y alegría de estar en la cima. Esta es su recompensa.

6.- El esfuerzo nos permite conquistar donde otros fracasaron. El esfuerzo nos aprueba para ser ganadores. Esta es su recompensa.

7.- El esfuerzo nos dice que siempre podremos lograr nuestros sueños, pero para lograrlos, tenemos que aprender a tener nuestros ojos bien abiertos. Esta es su recompensa.

8.- El esfuerzo siempre será aquella acción indetenible, que alcanzará resultados y coronará nuestra vida con el éxito. Aquella acción que no cree en el desánimo, sino en el volver a empezar. Esta es su recompensa.

9.- El esfuerzo no es simplemente una opción, es una decisión que deben tomar todos aquellos que desean otorgarse el triunfo, que por muy pequeño que sea para otros, siempre será su triunfo. Esta es su recompensa.

6 comentarios sobre esta entrada

  1. Plenamente identificado con lo escrito y quisiera, como recompensa por todo el esfuerzo que hemos realizado, que nuestra institución logre, en este año, montar en el tren de la Educación a Distancia a todos los pasajeros posibles y en particular a los profesores como principales «hacedores» de esta modalidad de estudio.

    Que nuestra recompensa se vea reflejada en un mejor aprovechamiento de las tecnologías de la información la comunicación que tenemos a nuestra disposición, en un mayor número de ofertas de acciones docentes en la modalidad a distancia que es, en estos momentos y dadas las circunstancias, la mejor opción para el logro de nuestra misión.

    Con el esfuerzo y la disposición de todos, lograremos alcanzar el triunfo y no quedarnos en el camino. Solo así obtendremos nuestra recompensa.

  2. Que mi recompensa sea:
    Que me permita seguir viendo las puertas abiertas, para encontrar y lograr mis metas, cada día con mi esfuerzo

  3. Llega, toca la fibra de sensibilidad, para en estos difíciles momentos de Covid reflexionar y pensar realmente que necesitamos de recompensa, cuando tantas personas han perdido seres queridos y hoy con estar saludables nos podemos sentir recompensados.
    Gracias por algo tan bonito

    1. Coincido con el comentario de la colega Carmen López.
      La propia vida, la salud la paz son recompensas

  4. Desde niña mis padres me enseñaron a luchar y a esforzarme para lograr lo deseado, si fracasaba que me levantara tantas veces fuera necesario, tenían razón, las decisiones son personales, pero cuando obtenemos nuestros triunfos, la recompensa se hace presente.
    Una vez más felicito a la profesora Julita por su profesionalidad a lo que nos tiene acostumbrado, eso forma parte de su recompensa.

  5. Me sumo a los mensajes precedentes. No conozco otro camino para alcanzar las recompensas que no sea el del esfuerzo. En mi familia a pesar del mediano nivel cultural de mis padres, ese fue un precepto.
    Fue un bonito comienzo para un año, que fue antecedido quizás por el peor de todos; luchemos porque el esfuerzo de TODO nuestro pueblo tenga como recompensa, el fin del contagio. Seamos positivos, pero desde las acciones.

Los comentarios están cerrados.